Pesticidas alteran el cerebro de las abejas

La vida de las abejas está estrechamente ligada a la del resto de los seres vivos incluyendo, naturalmente, a los seres humanos. Tanto es así que la vida tal como la conocemos no sería posible sin ellas puesto que son el principal agente polinizador y, por tanto, las necesarias mediadoras en la reproducción de muchas plantas que nos sirven de alimento.

Sabemos que las abejas están muriendo en cantidades inusuales. Las causas que se barajan son diversas pero destaca una de ellas por encima de todas: los pesticidas que usamos en la agricultura.

Un nuevo estudio publicado en la revista de la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental (FASEB) confirma una vez más que el uso de pesticidas a base de neonicotinoides causa estragos en las poblaciones de abejas y abejorros. Específicamente, estos tipos de pesticidas destruyen sus células cerebrales de tal forma que las vuelve incapaces para aprender, obtener alimento y reproducirse. El estudio, sin embargo, sugiere que estos efectos sobre las colonias de abejas podrían ser reversibles si disminuímos o eliminamos el uso de tales pesticidas sobre plantas polinizadas por las abejas y aumentando la disponibilidad de plantas y cultivos amigables con estos insectos.

Nuestro estudio muestra que los pesticidas neonicotinoides son un evidente riesgo para nuestras abejas y deberíamos dejar de usarlos sobre plantas que las abejas visitan [...] Los neonicotinoides son solo un grupo entre los cientos de pesticidas que usamos en nuestros cultivos y jardines. Dejemos de usar pesticidas en nuestros jardines y cambiemos la necesidad de ver el daño a los insectos como algo exitoso. Así estaremos ayudando a la vida silvestre. Las feas orugas se transforman en bellas mariposas.
Christopher N. Connolly, médico investigador (Dundee University, U.K.)


Para llegar al resultado de su estudio, el doctor Connolly y colegas alimentaron abejas con una solución de azúcar con muy pequeñas cantidades de pesticidas correspondientes a los niveles que se pueden encontrar típicamente en las flores (2,5 partes por billón) e hicieron un seguimiento de las toxinas hasta el cerebro de las abejas. Encontraron que los niveles de pesticida en el cerebro eran suficientes para causar que las células encargadas del aprendizaje se encontraran en un continuo déficit de energía. Además, las células cerebrales eran vulnerables a este efecto incluso con la décima parte de los niveles de toxinas que presentaban.

Cuando la habilidad para aprender está limitada las abejas son incapaces de dominar habilidades clave como el reconocimiento de la presencia de néctar y polen a partir del olor emitido por las flores.

Los investigadores también alimentaron colonias de abejorros con la misma solución de azúcar y niveles muy bajos de pesticida en un lugar remoto de las Tierras Altas de Escocia donde resultaba bastante improbable que los animales estuviesen expuestos a cualquier otro pesticida. Encontraron que las colonias se iban haciendo cada vez más pequeñas y sus nidos se deterioraban progresivamente lo que sugiere que los abejorros expuestos a este tipo de pesticida acaban teniendo dificultades para aprender a recoger adecuadamente alimentos y cuidar de las generaciones futuras.

"Es irónico que los neonicotinoides, pesticidas desarrollados para mantener la salud de las plantas, terminen infligiendo un tremendo daño a la vida de las plantas. Estos químicos destruyen las comunidades de insectos que las plantas necesitan para su propia reproducción."
Gerald Weissman, editor en jefe de FASEB Journal



Referencia:

Christopher Moffat, Joao Goncalves Pacheco, Sheila Sharp, Andrew J. Samson, Karen A. Bollan, Jeffrey Huang, Stephen T. Buckland, and Christopher N. Connolly. Chronic exposure to neonicotinoids increases neuronal vulnerability to mitochondrial dysfunction in the bumblebee (Bombus terrestris). FASEB J. doi:10.1096/fj.14-267179

Secretos de longevidad de Bernardo Lapallo.

Pocas personas más autorizadas para hablar de secretos de longevidad como Bernardo Lapallo, ciudadano estadounidense de origen brasileño, que este año cumplirá 114 años. Es cierto que existe cierta controversia sobre su edad real ya que hay quien afirma que, en realidad, cumplirá 104. Lo cierto es que, viéndolo, casi nos da igual. Cualquiera firmaría por pasar de 100 de esta manera:


La cuestión es que él atribuye su longevidad a un estilo de vida particular. Y esa parte nos puede interesar bastante.


En el video explica algunos de los alimentos y factores que él considera muy importantes:

- Ajo
- Miel
- Canela
- Chocolate (puro)
- Aceite de oliva
- Alimentos de producción ecológica.
- Actividad física

Para mayor claridad, a continuación algunas respuestas interesantes tomadas de algunas entrevistas:

- Comida preferida
Frutas y verduras. Además, me gusta mucho el salmón y lo como dos veces por semana en la ensalada.

- ¿Cuánto camina diariamente?
Unos dos kilómetros y medio.

- ¿Sus verduras preferidas para jugos?
Zanahoria, remolacha, col (normal y rizada), espinacas y brócoli. Las tomo en forma de jugo dos veces a la semana.

- ¿Algún jugo de frutas diario?
Tomo jugo de naranja recién exprimido y lo suelo mezclar en la batidora de vaso con

plátano, una generosa cantidad de arándanos y una cucharadita de pasta de ajo que elaboro yo mismo. También le pongo dos cucharadas de "greenpowder" (mezcla comercial de alga espirulina, chlorella, brotes de cebada y otros ingredientes verdes ecológicos). Todo esto es muy bueno y sabe bien así que lo tomo diariamente. También le suelo añadir fresas o melón cantalupo. Esta variedad de melón es buena para los ojos y desde que mi padre me dijo que cuidara los ojos, suelo tomarlo.

- ¿Siempre compra alimentos ecológicos?
Sí, yo compro ecológico siempre que sea posible. Si está etiquetado como ecológico, lo compro.

Aquí se puede leer una entrevista que le realizó National Geographic y una breve biografía de Bernardo Lapallo (en inglés).






El vergonzoso márketing de la industria alimentaria al descubierto.

Como presentación de los alimentos que consumimos están las etiquetas. Ellas son la fuente de información principal para la mayoría de los consumidores. Luego está la publicidad. Y detrás de todo esto la incansable labor de los especialistas en vender lo que, visto en su cruda realidad, resultaría totalmente rechazable.

 En este video la presentadora es una actriz (Kate Miles) haciendo un papel ante un auditorio que piensa que es una profesional del márketing. Pero lo que muestra es totalmente real. Y la reacción de la gente al final, silenciosa y avergonzada, también es genuina. No es para menos; y eso que esto es solo una pequeña parte de lo que hay en la industria de la alimentación.



El video es de CatSnake Film y los subtítulos de UPSOCL.

Sobre este blog

Este é un blog sobre cultura ecolóxica. Nel queremos compartir a nosa vocación polo mundo da ecoloxía e a alimentación ecolóxica. Temos unha tenda ecolóxica na Coruña e unha explotación agraria ecolóxica. Aquí iremos publicando artigos interesantes para todas as persoas amantes da ecoloxía e que aspiran a un mundo máis xusto e saudable. Esperamos que che resulte interesante e grazas por visitarnos.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Buscar neste blog

Cargando...

Arquivo do blog

Bosque Virtual